martes, 29 de noviembre de 2016

CONSECUENCIAS DE LA VIOLENCIA ESCOLAR EN LOS NIÑOS:

El Bullying es padecido, fundamentalmente, por el niño/la niña que es víctima del acoso reiterado. Pero también tiene consecuencias para el victimario y el grupo de pares. Por tanto, es importante conocer las manifestaciones en caso de que nuestro hijo/a sea víctima, victimario o cómplice de una situación de acoso escolar.
Algunas manifestaciones en la víctima:
  • Conducta alterada: aislamiento, introversión. Pueden ir aislándose inclusive del grupo familiar.
  • Baja autoestima. Problemas exacerbados con la imagen corporal.
  • Menor rendimiento escolar y/o rechazo a asistir a clases.
  • Nerviosismo, ira, apatía general, ansiedad, insomnio.
  • Pasividad, culpa.
  • Pensamientos suicidas.
La violencia escolar, en algunos casos extremos, ha conducido al suicido o a transformar la agresión vivida pasivamente en agresión letal para con el/los que fueron victimarios.
Si las manifestaciones en lo emocional, lo físico y lo mental se cronifican acompañarán y perjudicarán a la víctima durante toda su vida.

Algunas manifestaciones en el agresor:
Si bien no sufren la situación directamente (como la víctima), se estaría sembrando en ellos la semilla de conductas delictivas que, a futuro, los podrían poner en situaciones muy complicadas. Son chicos desafiantes que, paradogicamente, cuentan con el apoyo y a veces también la aprobación del grupo de pares que son cómplices pasivos.
  • Falta de control de impulsos y de control de la agresión.
  • Personalidad violenta, intolerante, autoritaria. No sólo con los pares si no también en el entorno familiar y social.
  • Imposibilidad de generar empatía.
  • Utilizan la agresión y la amenaza para imponerse.
  • Bajo rendimiento escolar, poco interés por el estudio y/o abandono escolar.
Todas estas características lo pueden transformar en una personalidad antisocial.

El grupo de pares cómplices activos o pasivos del acoso:
Cabe preocuparse también, por aquellos niños que no son capaces de reaccionar frente a la injusticia y el dolor ajeno ya que pueden desarrollar personalidades temerosas y/o pasivas que los transformen en personas sometidas a los otros o a las distintas situaciones de la vida por su incapacidad de acción.
Muy preocupante también es que festejen, aprueben y alienten las conductas agresivas. Pueden no ser los ejecutores directos, pero colaboran y son hostigadores también.

domingo, 27 de noviembre de 2016

ACERCÁNDONOS A LOS ADOLESCENTES


El diálogo y el acercamiento con los hijos debe generarse desde la más tierna infancia. Es imposible pretender formar un vínculo cuando ya han llegado a la adolescencia porque nos preocupan las cosas que deben enfrentar. Debemos prepararnos y prepararlos con anticipación para su salida al mundo.

Cuando nos comunicamos con los chicos estamos educando, transmitiendo valores, previniendo, informando y también los estamos cuidando y conociendo. Al mismo tiempo, es una forma maravillosa de demostrarles amor e interés, lo cual constituye el pilar fundamental para que tengan una buena autoestima.

Debemos saber cómo piensan, qué sienten, qué esperan, a qué le temen. Con este conocimiento podemos detectar mejor la aparición de conductas que no se adecuen a la personalidad del chico/a, del momento o de la situación. El adolescente tiene vivencias fuertes y conflictivas. Por ese motivo pueden aparecer momentos de tristeza, inseguridad, enojo, baja autoestima, apatía, etc. Pero hay que poder diferenciarlos de estados que se cronifican y van sumiendo al adolescente en un proceso patológico.

Para ejemplificar:
Durante la adolescencia, el grupo de pares y/o los grupos de pertenencia tienen una importancia fundamental en la construcción psíquica en general y en la identidad en particular. Hay chicos más extrovertidos y sociables que otros. Pero, más allá de los matices y las diferentes personalidades, un chico sin amigos, aislado, que no interactúa o comparte con otros es un indicador que nos debe preocupar.
El proceso de la adolescencia implica un pasaje de la mente/cuerpo del niño a lo que será la mente/cuerpo del adulto joven. Durante ese tránsito es lógico que haya fluctuaciones de los estados de ánimo (porque se está produciendo el duelo por la niñez que queda atrás). Pero si los estados se cronifican y perduran puede estar instalándose una depresión.

Los profesionales especializados pueden asesorar y guiar a los padres en el proceso de acompañar a sus hijos en el crecimiento.

sábado, 26 de noviembre de 2016

VIOLENCIA ESCOLAR:

Con el término en inglés BULLYING, nombramos el maltrato entre escolares que se produce de manera reiterada y a lo largo de determinado tiempo. Otros términos para definirlo son: violencia escolar, acoso escolar, hostigamiento escolar o maltrato escolar. Todos estos vocablos, nos dan una dimensión de la rudeza de la temática que enfrentamos.

El maltrato puede ser físico o psicológico y se produce en el mundo real (aula, patio, lugares públicos, etc) y en el mundo virtual (utilizando como medio para concretar el hostigamiento a las redes sociales). En este último caso, hablamos de Ciberacoso.

Dadas las características de reiteración y prolongación en el tiempo, la violencia escolar resulta en una tortura para la víctima que es burlada, hostigada, denigrada y hasta maltratada físicamente por uno o más sujetos. Aunque el maltratador sea sólo uno, muchas veces el grupo de pares resulta ser cómplice, aunque más no sea con el silencio, de lo que ocurre. De este modo el chico maltratado se siente aislado y aterrorizado; apareciendo manifestaciones psicológicas de este sufrimiento: nerviosismo, miedo, tristeza, aislamiento y, en casos extremos, pensamientos suicidas.
Frente a esta problemática tan actual, los agentes que deben involucrase son varios: el grupo de pares, la escuela, la familia, el Estado y diversos profesionales que puedan apotar una mirada amplia a un problema que es social, cultural, de valores y psicológico. Todos somos parte de la prevención, la educación y la detección de estas situaciones de violencia.

Un niño/niña que está sufriendo la violencia escolar, da señales físicas y emocionales. La familia y los educadores deben estar atentos a estas manifestaciones y deben involucrarse.
Para muchos adultos, la adolescencia es una etapa difícil y conflictiva frente a la que no saben muy bien cómo actuar. No debemos subestimar ni naturalizar ni siquiera la más mínima situación de violencia. Frente a la duda o sospecha, lo mejor es consultar con profesionales que nos orienten y pedir la participación de la comunidad educativa. Y, como siempre, nada mejor que el diálogo permanente con los adolescentes para mantenernos cerca de ellos, contenerlos, orientarlos y saber más de la realidad que les toca enfrentar.

lunes, 21 de noviembre de 2016

VIOLENCIA DE GÉNERO

Este fin de semana, un periódico argentino difundió un artículo escrito por una guionista en el que narra su vivencia como mujer violentada en una de sus relaciones de pareja. Como, afortunadamente, cada vez más se habla de la temática, la nota tuvo una alta repercusión. Invito a hombres y mujeres que aún no la hayan leido a que lo hagan y que todos reflexionemos.

Si duele y/o lastima y/o hace sufrir, no es amor!




 

martes, 15 de noviembre de 2016

Autoestima

Saber quiénes somos, de dónde venimos y cuáles son nuestras metas. Valorarnos como seres irrepetibles, especiales. Querernos aún conociendo nuestros defectos. No hay nosotros sin un YO. Muchos de los sufrimientos que nos aquejan, parten de una "mala" autoestima.


martes, 13 de septiembre de 2016

El buen cristal

Las tormentas suelen dejarnos cosas para rescatar si sabemos y queremos encontrarlas. De eso se trata vivir y aprender.


El buen camino

La vida siempre es hacia adelante. Lo que pasó ya no lo podemos cambiar. Si no damos vuelta la página, si no soltamos, estaremos siempre vagando en el limbo de un pasado perpetuo sin presente ni futuro.


Buscar en este blog

Cargando...

Diseño Gráfico

www.alemidesign.jimdo.com

- Logotipos
- Banners- Ilustraciones- Identidad corporativa

CLASES- CURSOS DE FRANCÉS


Tel: 011-4862-1241

- Cursos de verano
- Clases de apoyo- Conversación
- Iniciación al idioma

Cosméticos Natura

Cosméticos Natura
Dale click a la imagen